doog — UX/UI Case Study

¿Sabes lo que supone tener un perro?

EQUIPO

Nuestra colaboración surge de un grupo de trabajo que se formó aleatoriamente en el curso de UX/UI Design de UXER School.

Motivados por un objetivo común, nos lanzamos a aplicar las distintas disciplinas digitales aprendidas en el curso, trabajando mayoritariamente de manera no simultánea desde varias partes del mundo.

NUESTRA PROPUESTA

Este proyecto ha sido desarrollado en 5 etapas planteadas por la metodología centrada en usuarios, Design Thinking: comprender o empatizar, idear, decidir, prototipar y testear. A su vez, incorporando técnicas como el UX Strategy Blueprint donde se define el reto, las aspiraciones, el alcance, las actividades y los KPI’s.

Estas metodologías han servido como guía durante el proceso, desde la investigación del reto hasta el testeo del prototipo. Además, planificamos una serie de Sprints para poder trabajar de manera asíncrona (condicionados por la situación actual del COVID-19), y con ello, evolucionar rápidamente el proyecto.

UX Strategy Blueprint

Nuestro primer ejercicio fue pensar e identificar problemas o retos en cualquier ámbito, sin limitar la creatividad, pero teniendo en cuenta el impacto y el valor para la sociedad. Así, tras un primer brainstorming identificamos los siguientes tres valores que debería tener la idea final: ser un problema real con el que pudiéramos generar una solución digital, tener proyección y viabilidad, y por último, que genere cierto impacto positivo en la ciudadanía.

Finalmente, decidimos enfocarnos en el colectivo animal, en concreto en el abandono de mascotas.

“¿Sabías que en 2020 se abandonaron un total de 183.103 perros y 123.403 gatos?”

Fuente: Infografía Él nunca lo haría. Estudio de abandono y adopción 2020

El abandono animal es un tema complicado, donde organizaciones, ONG’s o protectoras trabajan en concienciar sobre este problema que, año tras año, se hace más eco en la sociedad. Para obtener mayor comprensión sobre el tema, realizamos un benchmark donde encontramos campañas de concienciación social intentando solucionar el problema, además de apoyarnos en estudios previos como el de la fundación Affinity o datos sobre el abandono de animales en paises de la Unión Europea.

1. DESCUBRIR

Tras indagar y realizar distintas técnicas de estudio de mercado enfocadas al abandono y al rol de las protectoras en el proceso de adopción, nos preguntamos: ¿qué es lo que hay detrás del abandono de mascotas?, ¿cómo podríamos concienciar para evitar esta situación?

Nuestro objetivo era descubrir si hay personas dispuestas a dar su mascota de manera voluntaria, tanto dentro como fuera de su círculo social, y si hay personas interesadas en tener esta mascota por medio de esta vía. Con este objetivo en mente, la pregunta inicial que nos guió para comenzar la investigación fue: ¿Cómo podemos asegurar que una mascota esté en buenas manos una vez pase a un nuevo hogar?

Normalicemos que la vida nos puede cambiar y que no podemos seguir con nuestra mascota.

Antes de iniciar el proceso de diseñar una estrategia o una solución a un problema que habíamos identificado, teníamos que aterrizar todas las hipótesis contrastadas con datos tanto cualitativos (entrevistas) como cuantitativos (encuestas), por lo que diseñamos una serie de preguntas que se convertiría en la base para la guión de la entrevista.

Asimismo, también trabajamos en otras estrategias de investigación como un desk research y un benchmark con 42 aplicaciones o plataformas digitales sobre mascotas.

Encuestas: 209 personas

Para acceder a la hoja de cálculo con los resultados, haz click aquí.

Entrevistas: 10 personas, segmentadas por dos tipos de perfiles:

  • Perfil 1: (3 entrevistas) Persona que entrega de manera voluntaria su mascota en adopción porque no puede seguir haciéndose cargo de ella.
  • Perfil 2: (7 entrevistas) Persona que tiene experiencia en la adopción de mascotas.

Una vez analizados los resultados de las 209 encuestas y las 10 entrevistas en profundidad procedimos a clusterizar toda la información en Miro.

Patrones y verbatims para “recibe” y “entrega”

Para facilitar la elección de las ideas principales, comenzamos a identificar los principales patrones de las encuestas. A continuación, se listan los insights más relevantes de esta investigación:

“Muchas personas no son conscientes del esfuerzo físico y emocional que supone tener un animal”

“Los usuarios no se preparan para tener una mascota”

“Los perros nunca deberian ser un capricho”

“La gente piensa que adoptar e grstis y de repente se encuentran con un coste oculto de 200€”

“El historial del perro es uno de los aspectos más importantes para mi, necesito saber todos los aspectos posible antes de llevármelo a casa”

“La esterilización solo debe ser necesaria para reducir el abandono”

Aunque ya habíamos leído diversos estudios sobre el abandono animal en España, tras poner en común las primeras conclusiones (clusterización de verbatims y patrones), una vez analizadas tanto las entrevistas como las encuestas, nos dimos cuenta de que nuestro reto se tenía que replantear desde otra perspectiva que afecta directamente al conocimiento que tenemos sobre lo que supone tener una mascota en el hogar.

Identificamos que los usuarios que quieren adoptar y contactar con protectoras o centros de acogida, no consiguen una información clara. No reciben respuestas rápidas y temen a que dichas asociaciones no sean transparentes sobre la situación o la historia del animal.

En esta investigación y tras los resultados obtenidos, nos centramos en el perro como mascota predominante.

  • Reducir el abandono que proviene de la falta de conocimiento previo a la hora de obtener una mascota.
  • Estar en el proceso inicial de motivación de una persona que piensa en tener una mascota, bien sea adoptada o comprada.
  • Concienciar de lo que supone en calidad de vida, tiempo, esfuerzo y dinero tener una mascota en el hogar.

Una vez analizados los patrones y generados los insights, proseguimos con la creación de los How Might We (HMW) y tras varias sesiones de diálogo y de votación escogimos el siguiente:

“¿Cómo podríamos concienciar a las personas de lo que supone tener una mascota?”

Sesión de creación How Might We

2. DEFINIR

Para definir la persona tomamos como referencia distintas variables como la edad, si vive solo/a, en pareja o comparte piso, si trabaja y su situación económica. También nos centramos en definir lo mejor posible la personalidad, sus necesidades, frustraciones, objetivos y conducta digital, tomando como resultado las entrevistas que nos permitieron obtener conocimiento sobre los usuarios a los que nos dirigimos.

Diseñamos cada perfil con un escenario distinto: un hombre y una mujer, ya que las emociones y las motivaciones de ambos sexos nos ayudaron a sacar conclusiones diferentes y a encontrar patrones de comportamiento distintos. Los dos perfiles identificados fueron:

  • Perfil 1: (Amanda Martínez) Persona que le gustaría adoptar un perro pero que no sabe si es capaz de tenerlo.
  • Perfil 2: (Carles Puig) Persona que ya tiene un perro.

Al final, decidimos centrarnos en Amanda Martínez para diseñar una solución en relación al problema y al HMW, porque era ella quien presentaba mayores necesidades y frustraciones que debían ser abarcadas.

User Persona de Amanda Martínez

Gracias al Customer Journey analizamos mediante 4 fases: THINK, SEE, DO, CARE, los diferentes puntos en los que se encuentra una persona cuando decide tener una mascota.

  • THINK: momento en el que valora tener un perro
  • SEE: cuando empieza a ver cachorros, buscar razas, edades, color, sigue cuentas en RRSS de perros, lee información en Google…
  • DO: cuando contacta con protectoras o asociaciones para recibir información.
  • CARE: cuando la persona tiene una relación emocional con el animal y empieza su experiencia con la mascota.

En definitiva, diseñamos un escenario donde la persona experimenta todo el flujo de motivaciones, incertidumbres/inseguridades, experiencias… hasta tener una mascota en casa y todo lo que ello supone. Gracias a este proceso, pudimos definir las áreas de oportunidad que dan vida a doog.

Customer Journey

Una vez definida y elegida la Persona (Amanda) y su Journey, iniciamos la fase de ideación. Para llevar a cabo este proceso, nos basamos en la metodología Sprint, la cual aplica el “work alone together” y está compuesta por cuatro bloques.

Por otro lado, definimos una propuesta de valor para validar el encaje real del problema y nuestra solución.

Encaje segmento de clientes y propuesta de valor

La propuesta de valor que planteamos es ayudar a personas que quieren tener un perro para reducir la incertidumbre que supone tener uno y potenciar su concienciación.

En esta fase encontramos una solución diferencial en el mercado y enfocamos el proyecto desde una perspectiva de negocio. Así, nuestra propuesta pasó a tener un modelo Freemium donde las principales fuentes de ingresos son la publicidad en la app, el marketplace y la comisión por donaciones a refugios y centros de acogida de animales.

Modelo de Negocio

En primer lugar, tras haber dedicado unos minutos a elementos y componentes inspiracionales, realizamos un brainstorming donde cada miembro generó la mayor cantidad de ideas posible respondiendo al HMW planteado en la fase anterior.

Brianstorming de ideas

Una vez hecho esto, proseguimos con la selección de las 5 ideas más interesantes, creativas y viables. En este momento, pasamos de converger a divergir.

En tercer lugar, aplicamos la técnica Crazy 8 para esbozar algunas ideas y profundizar en las obtenidas en el paso anterior.

Cada miembro seleccionó una única idea escogida de los Crazy 8, desarrollando un sketch más detallado. En 30 minutos, cada uno creó una propuesta diferente:

1º Propuesta de ideas

Cada sketch realizado fue compartido con el resto del equipo. Finalmente, presentamos estas cuatro ideas en la siguiente fase, DISEÑAR.

3. DISEÑAR

Como hemos mencionado en la fase anterior, días después nos volvimos a reunir para que cada uno presentará su idea final en formato pitch. Tras exponer cada idea y aplicar el feedback recomendado, realizamos un espectro de valoración donde tuvimos en cuenta los siguientes criterios para cada una de las cuatro propuestas:

Valoración de ideas

Una vez analizamos el espectro, nos percatamos de que no había ninguna idea que destacara ante las demás en cuanto a la valoración global por lo que el equipo se mostró dividido.

Para salir de este bloqueo, decidimos realizar una votación con el sistema dot voting el cual mediante un mapa de calor destacó las funcionalidades y conceptos que más nos habían llamado la atención. Fue gracias a esto que volvimos a retomar el foco de investigación, dando un paso atrás y realizando una pequeña lluvia de ideas aunque esta vez partiendo de la misma base y habiendo definido los criterios de valoración.

Estas fueron las cuatro propuestas, que en su puesta en común y tras sesiones de diálogo, han pasado a ser la base de doog:

2º Propuesta de ideas

Definimos dos procesos distintos e interconectados. En primer lugar, el diseño de interacción o arquitectura (estructura general, base de funcionalidades, wireframing) y en segundo lugar, el diseño visual (UI, branding, mockups, etc.)

La cuarta fase la comenzamos con un task flow para profundizar sobre la propuesta de valor, base para la creación de las funcionalidades principales de la app. Inspiraciones y referencias de otras aplicaciones tanto fuera como dentro del sector, fueron clave.

Task flow

Una vez obtenida la perspectiva general de las acciones y componentes claves de la app, comenzamos a trasladar el contenido a wireframes de baja fidelidad en Figma, consiguiendo así una arquitectura cada vez más sólida.

Al principio, tenemos la pantalla Home”, en la cúal el usuario puede acceder a su mascota virtual, o doog, y ver el contador de Pawcoins. Esta pantalla contiene el árbol de retos, conectando visualmente con líneas los desafíos completados con los desbloqueados. La bottom bar conecta además la pantalla principal con el resto de secciones: Pawcoins, Costes y Perfil

Desde la sección “Pawcoins”, el usuario puede comprar mas monedas para donarlas a refugios cercanos, así como consultar mas información específica acerca de como van a ser utilizados. También se existe la opción de marcar ciertos refugios como favoritos para enviar los Pawcoins conseguidos de forma más rápida.

La pantalla “Costes” ayuda a calcular los gastos habituales de tener una mascota, obteniendo información relevante acerca de la edad y tamaño de la mascota virtual.

Finalmente tenemos la pantalla de “Perfil”, donde el usuario puede comprobar su nivel de concienciación según las donaciones, retos y tiempo invertido, además de poder acceder a sus refugios previamente guardados.

4. ENTREGAR

doog: ¿Sabes lo que supone tener un perro?

Ayudamos al usuario a comprender su nivel de concienciación para que reflexione sobre si está preparado para hacerse cargo de un perro y ser buen dueño. La información se muestra de manera visual y dinámica, ya que la app tiene como base la gamificación y, por lo tanto, la diversión.

Funcionalidades determinantes para el MVP:

Al usar la aplicación por primera vez, se ofrecerá una opción de inicio de sesión (si el usuario dispone de una cuenta) o de registro (si no dispone de ella). A continuación, se da paso a una serie de pantallas que explican brevemente las principales funciones.

La home presenta distintas áreas de conocimiento en relación a los cuidados básicos del animal, como por ejemplo: la alimentación, el comportamiento, la higiene o la adaptación al entorno. Por otro lado, el usuario tiene acceso a su mascota digital, en el que puede elegir el tamaño y la edad, y a través de los cuales se personalizan los retos. Así como para seguir con nuestra propuesta de valor, decidimos excluir la elección de raza y color para eliminar sesgos que influyen a la hora de elegir un perro.

Cada área (alimentación, higiene, adaptación…) está compuesta por una serie de desafíos que ayudarán a determinar el nivel de concienciación del usuario, desbloqueando a su vez nuevos retos conforme avance en ellos. Al completar diversas partes dentro de cada reto, reforzamos positivamente su acierto, pudiendo acceder opcionalmente a un resumen del conocimiento adquirido.

Este tipo de moneda se obtiene como premio al finalizar los diferentes retos de la app. Valoraremos la posibilidad de ganar estas monedas, aunque en menor medida, mediante la visualización de publicidad dentro de la app en una fase posterior. El objetivo es que el usuario emplee estas Pawcoins como donación a refugios de animales y ONGs. La equivalencia de los Pawcoins a € se podría comprobar en cualquier momento desde la página principal o al momento de donar.

Mediante un sistema de cálculo automatizado, doog estima los gastos a nivel mensual y anual de lo que cuesta tener una mascota, ajustado a las preferencias del usuario y a sus ingresos. El presupuesto a su vez está conectado al marketplace donde podrá acceder a los productos y a más información.

Por último, el usuario podrá ver su progreso en este apartado, donde se miden distintas variables como el nivel de concienciación, las donaciones realizadas y el tiempo de actividad en la app.

Una vez finalizado el prototipo pasamos a la fase de testear con usuarios, siendo esta la única manera de comprobar si el producto cumple los objetivos marcados, y si es accesible e intuitivo.

Establecimos un guión usando una tarjeta de pruebas que posteriormente completamos con los resultados obtenidos en las respectivas tarjetas de aprendizaje de cada sesión.

Los usuarios valoran la calidez que transmite el diseño de la aplicación, así como las secciones de donar Pawcoin a protectoras o asociaciones y calcular el mantenimiento de un posible perro en la sección de Costes. Le sigue muy de cerca los diversos refuerzos positivos que hay alrededor de la app, para cuando da con una respuesta correcta o completa un reto. La posibilidad de personalizar a la mascota digital, también les motiva a descubrir las diferentes posibilidades para experimentar ser un mejor dueño.

Como contrapunto, los usuarios nos indican que se debe mejorar el copy del onboarding, ya que actualmente no queda claro que es lo que se espera de ellos en determinadas secciones. En futuras iteraciones deberíamos mejorar dicho copy o bien añadir dicha información sobre las distintas secciones una vez el usuario llega a la pantalla Home, para una mejor comprensión a nivel general de la app. En determinados retos, el usuario refleja frustración por no saber exactamente qué hacer, como también le sucede al final de cada uno de ellos por no tener la posibilidad de donar en el momento posteriori.

Agradecimientos

Damos las gracias a todas las personas que nos han ayudado en todo el proceso de creación de doog. Con especial mención al curso UX/UI Online de UXER SCHOOL. Estamos muy orgullosos y satisfechos del proyecto que hemos diseñado durante estos meses pese a las circunstancias del Covid19, estar trabajando en remoto entre Corea y España (diferencia horaria de 8h), a la vez que también lo compaginamos con nuestros trabajos y estudios.

Si quieres probar nuestro prototipo, pincha aquí

Todos los comentarios y feedback sobre el proyecto son bienvenidos. Muchas gracias por tu tiempo querido lector/a.

UX/UI & Motion Designer